Santa María de Oia 2012

vistas desde el tramo de Santa María de Oia 2012

Los pasados días 5 y 6 de mayo se celebró la quinta subida a Sta. María de Oia. Su regreso al calendario del campeonato gallego de montaña se hizo esperar, pero la espera no fue en vano.

La competición arrancaba el sábado día 5, en esta ocasión el clima lluvioso de las últimas semanas decidió darnos un respiro, tanto a los asistentes como a los pilotos y sus equipos.  Con esta prueba se daba también inicio al campeonato gallego de montaña y muchos pilotos, como es el caso de Pais (EvoX), Meira (EvoX) o Celso (BMW323i e21) Usaron esta prueba como test y preparación para el campeonato gallego de Rallyes.

José Antonio Gómez

José Antonio Gómez

Sinceramente, siendo la primera prueba del año, esperaba numerosas roturas y retrasos en la prueba, pero a pesar de que las roturas hicieron acto de presencia, no se produjo ningún retraso finalizando el día antes de lo previsto. En lo referente a las roturas, fueron especialmente destacables el piñón de la la 2ª velocidad de Santiago Abad (Ver Foto), la rotura de la maza de Rubén Blanco y los numerosos problemas con la gasolina y con la inyección de los que no se libraron pilotos de la talla de Toño, o Carlos Couto con su GT3.

Rotura del piñón de 2ª velocidad - Audi a4 St

El domingo arrancó con buen tiempo, pero las zonas intermedias continuaban mojadas, lo cierto es que en dos zonas, nacía agua en el medio del asfalto como si fuese una fuente. La noche había sido larga, muchos pilotos le habían dedicado muchas horas al coche esa noche para poder presentarse en la línea de salida.

La mañana del domingo fue más de lo mismo «¡¡Puro espectáculo!!» Los tiempos apretaban, y los errores y roturas del sábado se estaban pagando caros. Los pilotos salían al tramo mordiendo el asfalto y, a pesar de ello, la clasificación se mantuvo prácticamente inamovible.

Espectacular Cruzada de Santiago abad con su A4 ST

Espectacular Cruzada de Santiago abad con su A4 ST

Sin más felicitar a José Antonio Gómez y su victoria absoluta y en no carrozados en su Fórmula Outeda MK2. A Alberto Meira en su Mitsubishi Lancer Evo X en carrozados y a Celso Freire con su BMW323i e21 en históricos. Podéis descargaros la  Clasificación V subida a Sta. María de Oia 2012.

Sin duda he de agradecerle a Celso Freire su labor de taxista al bajarme en su coche al final de la prueba ahorrándome los cerca de 2 km de caminata que me quedaban hasta la meta. El hecho de descender, con esas maravillosas vistas, en un coche tan bonito como ese 313i E2i fue si cabe la guinda del pastel para un fin de semana tan bueno como este

Cosas que mejorar.

Si bien os puedo decir sin lugar a dudas que la organización no cubrió mis expectativas, sino que las superó y con creces. Estando por encima de la media en organización de un evento como este, siempre existen pequeños detalles que conviene pulir. Creo que sería acertado mejorar los siguientes puntos:

  • La meta: El hecho de añadir una nueva curva a la subida, en mi opinión es todo un acierto. El problema radica en que las células fotosensibles que «tican» la llegada a meta de los participantes estaba situada en plena curva, y no unos cuantos metros después de esta, que es donde debería estar. Esto provoca que la mayoría de los pilotos, optasen por ceñirse y no perder tiempo, reduciendo así la espectacularidad de la misma.
  • La Guardia civil: Es con diferencia la prueba con menos efectivos policiales que recuerdo en años. Eran escasos, por no decir prácticamente nulos los efectivos policiales que se molestaron en cubrir la prueba. ¿Seguridad? ¿Para qué? Eso si, como es lógico no se escatimo en medios para repartir radares y que tanto participantes como público colaborasen para levantar este país, uno de los que dio más frutos estaba situado en el Rocamar, poco después de la salida de la autopista.
  • Falta de limpieza: Esto no es culpa de la organización, si bien se hubiesen agradecido más puntos de recogida de residuos. Una parte del público, mínima pero suficiente para manchar el buen comportamiento del resto. Consideró que el trazado podía ser considerado como su vertedero particular. Creo que es necesario cambiar estos comportamientos y dar las gracias a la organización por la labor de limpieza tras la prueba.

Aquí os dejo las fotos y vídeo de la prueba, espero que los disfrutéis.