Coches con sobrepeso

Coches con sobrepeso

Pues si señores, los gordos están de moda.  Esa es la conclusión que saqué hace unos meses cuando ayudaba a un conocido a elegir su nueva montura. El hombre estaba dudando entre dos modelos de coche, o bien un Opel Astra sedán o bien un Renault Mégane. En ese momento dejé caer mis ojos sobre la ficha técnica de ambos vehículos, la primera ficha que vi fue la del Renault Mégane, un 1.5 DCI de 110cv y un par motor (295Nm)que no daba para muchas alegrías, pero inmediatamente mis ojos se clavaron en un punto de la ficha técnica del mismo, una TARA de 1215kg ¿En una berlina de tamaño medio de poco más de 4 metros? A ver, es cierto que los coches han ido creciendo con los años, pero lo que no se suele comentar es que han ido engordando hasta el punto de llegar a un sobrepeso exagerado, poniéndonos en situación, el Renault Laguna II familiar que conduzco habitualmente y con unas medidas de seguridad activas y pasivas muy similares a las del Mégane tiene una TARA de 1385kg, si son 170kg más, pero estamos hablando de un coche que le saca más de medio metro de longitud, con un motor más grande y con bastantes más extras instalados. A partir de ese momento los 295Nm del Mégane se me empezaron a antojar escasos, sobre todo para las carreteras gallegas.

TARA y dimensiones Opel Astra

TARA y dimensiones Opel Astra

Cual es mi sorpresa cuando realizo el mismo análisis sobre el Opel Astra sedán, con un equipamiento medio y con extras antaño normales y ahora tan extraños como la rueda de repuesto, veo que con un motor 1.6l CDTI de apenas 110cv de 300Nm y veo la mágica cifra de 1503kg ¿Será una errata? Si el Renault Mégane está gordo, el Opel Astra padece obesidad mórbida. Está claro que el grupo General Motors le pegó a Opel los males de sobrepeso procedentes de los EEUU. En ese momento entré en la página web de Opel y  los datos de la ficha técnica muestran que el peso del vehículo dependiendo de motorizaciones y equipamiento oscila entre los 1393 kg y los 1701 kg. Sin poder ocultar mi cara de sorpresa pienso ¿Pero eso será si solicito tapicería de plomo y no de piel? ¿No? A partir de este momento empiezo a pensar que por algún motivo me he debido equivocar y he configurado la compra de un tanque Panzer Lehr. Sin salir de mi asombro y con el cachondeo en el cuerpo decido llamar a un concesionario y preguntar por el coche. Después de que un comercial me solicitase hasta el grupo sanguíneo me configura el coche con las especificaciones  que solicito y, Oh casualidades de la vida, resulta que tienen un coche de similares características en stock en el concesionario. En ese preciso instante comienzan las preguntas incómodas del cliente — ¿Perdone una curiosidad, exactamente cual es la TARA del coche? — Alrededor de 1600kg ¿Le parece mucho? — Hombre pues para un apartamento de 2 habitaciones no, pero para una berlina media a lo mejor si, muchas gracias por su tiempo me pensaré la oferta del coche.

TARA y dimensiones Mégane

TARA y dimensiones Mégane

Tras colgar el teléfono no pude hacer más que añorar el tiempo en el que los coches no sobrepasaban la tonelada, 1600kg es aproximadamente le doble de TARA que daba sobre la báscula mi antiguo Rover que, curiosamente tenía 120cv, no es que ahora vaya a hacer una comparativa de peso potencia y deportividad, lo que voy a hacer es una comparativa de pesos, frenos y sección del neumático que entra en contacto con el pavimento ¿Estamos locos? Si hablamos de seguridad, se me consideraba un auténtico camicace por circular con mi antiguo Rover de alrededor de 800kg a 140km/h, pero se acepta como seguro circular con un Astra nuevecito a 100km/h, es más, se considera incluso que es una actitud prudente. Pues bien vamos a ver, como la fórmula de la energía cinética, que es la energía que posee cualquier objeto en movimiento  y que no cambió en 20 años, tenemos que la Energía cinética es = 1/2 de la masa por el cuadrado de la velocidad. De ello sacamos la siguiente tabla:

formula-energia-cinetica-300x150

TARA Velocidad km/h Velocidad m/s Energía cinética
800 Kg 140 km/h 38.88 m/s  604.66Kj
800 Kg 120 km/h 33.3m/s  443.5 Kj
800 Kg 100 km/h 27.77m/s  308.5 Kj
1600 Kg 140 km/h 38.88 m/s 1209.3 Kj
1600 Kg 120 km/h 33.3m/s 887.1 Kj
1600 Kg 100 km/h 27.77m/s 616.9 Kj

¿Con esto estoy diciendo que el mi antiguo Rover circulando a 140 y con el freno a fondo se detendría antes que un Opel Astra sedán nuevo con todos sus sistemas de seguridad? Si ambos van a la misma velocidad no tengo dudas, pero incluso con una diferencia de 20km/h yo dudo, dado que ambos cuentan con ABS y en mi antiguo rover calzaba una rueda 195/50 R 15 y el nuevo Astra recién configurado monta una 215/50 R 17  y dudo que esos 2 centímetros extra de superficie en cada una de las 4 gomas del coche le den suficiente adherencia extra como para detener ese extra de energía que ha de detener.

Hay que tener en cuenta que un detalle tan simple como la TARA de un coche influye de forma muy negativa en aspectos como consumo, seguridad, dinamismo y confort en el uso de un coche y no es un dato que se haya de ignorar o tomar a la ligera