Alberto meira y Álbaro Bañobre campeones del 48º Rallye Rías Baixas 2012

Alberto meira y Álbaro Bañobre campeones del 48º Rallye Rías Baixas 2012

Los días 1 y 2 de Junio se celebró la 48ª edición de este rallye tan querido por los aficionados gallegos. En esta última edición fue organizado por la escudería Rías Baixas la cual, por otro lado, no lo pudo hacer mejor, casi todo salió a la perfección. Rompiendo la tradición de los últimos 16 años esta vez un piloto Gallego y su copiloto, Alberto Meira y Álbaro Bañobre, se ha colocado en lo más alto del podio del rallye Rías Baixas en su 48ª edición. Así que creo conveniente primero compartir el vídeo-resumen de la prueba:

Sergio Barreiro y Agustín Salinas a bordo de su Mitsubishi EVO VI

Sergio Barreiro y Agustín Salinas a bordo de su Mitsubishi EVO VI Tramo de Fornelos

El viernes día 1 arrancaba la prueba, el primer tramo que se celebraba era el del monte de “O castro” situado en pleno centro de Vigo. Este tramo es uno de los mayores aciertos de la escudería, pues permitió a miles de aficionados acercarse a la prueba sin necesidad de usar el coche. Si bien su trazado, no contaba con excesivas zonas espectaculares, lo compensaba con la facilidad de acceso para el público. A pesar de que este tramo no era excesivamente complicado en él, los errores, se pagaban caros y mucho. Por desgracia para ellos, el equipo formado por Sergio Barreiro y Agustín Salinas a bordo de su Mitsubishi EVO VI dieron fe de ello (Ver foto) en la primera pasada que se le daba al tramo, dejando gravemente dañado su Mitsubishi, aunque esto no supondría una retirada en un primer momento.

Juan José Rodríguez - Ford Escort MKII preparado por RSM

Juan José Rodríguez - Ford Escort MKII preparado por RSM

El segundo tramo del día, que también se recorrería 2 veces se trataba del monte Alba. Este tramo, a priori favorable para los EVO se cobró numerosas víctimas entre los Porsche, Vallejo y Monzón sufrían sendos reventones que obligarían al primero a montar la “Galleta” que es la única rueda de repuesto que cabe bajo el capot del GT3 y al segundo a acabar la segunda pasada del tramo con su llanta trasera izquierda desnuda (Ver vídeo).

Al final del día Meira, Senra y Hevia copaban las 3 primeras posiciones, pero nada estaba decidido y los tramos del sábado favorecían, al menos a priori, a los Porsche.

Joan Carchat y Adriá Aragó - Porsche 911 GT3

Joan Carchat y Adriá Aragó - Porsche 911 GT3

En esta ocasión la climatología no acompañó y el sábado arrancó con una incómoda lluvia que, si bien no era agradable aumentaba más si cabe, el espectáculo. El día arrancaba con el tramo de Fornelos, un tramo de poco más de 30km cronometrados en el cual los Porsche, pese a sus problemas con los pinchazos recortaban tiempos a pasos agigantados. Para que el lector se haga una idea, en la primera pasada Fuster le recortó 28.2 segundos a Meira. El rendimiento de los GT3 en un tramo como este era algo inenarrable. Volvían a saltar las alarmas entre el resto de competidores debido al ritmo al que circulaban Monzón Ares y Fuster en este tramo.

Avelino Basanta - Honda Civic

Avelino Basanta - Honda Civic

El siguiente tramo de la mañana era el de Ponteareas. En este tramo Meira apuraba al máximo su EVO y lograba distanciarse 13 segundos a Ares y quedaba por delante de Hevia que se quedaba a solo 0,5 segundos . El día continuó con los tiempos muy reñidos y al final del día entre los 2 primeros clasificados existiría una diferencia de tan solo 6.6 segundos. Decantándose la balanza por Meira y relegando a Hevia al segundo puesto, seguido de cerca por Victor Senra (Descargar Clasificación final Rallye Rías Baixas 2012).

Juan José Rodríguez - Ford Escort MKII

Juan José Rodríguez - Ford Escort MKII preparado por RSM

Mientras Meira, Senra, Ares, Hevia, Vallejo y cía se peleaban por los primeros puestos, más alejado de la cabeza de la tabla se disputaba otra lucha, la de la espectacularidad. En esta sección el Ford Escort MKII de Juan Jośe Rodríguez , preparado por RSM, es cierto que estos viejos clásicos, con poco más de 200 cv no pueden competir en tiempos con un EVO X o un GT3, pero el espectáculo de verlos correr, la emoción de verlos enlazar curva tras curva de lado quedará para siempre grabada en la retina de los nuevos aficionados, y traerán a la memoria de los nostálgicos aquellas grandes épocas. Esperemos continuar viendo por nuestros tramos coches como el MKII de J.J. Rodríguez, o el de Alejandro Liebana,  el M3 de Fernando Silva y muchos otros.