Adrián Gómez - Renault 5-GT Turbo

Adrián Gómez – Renault 5-GT Turbo

En esta cuadragésima edición de la subida a Chantada, como en todas las anteriores no ha faltado emoción, ni en la pista ni en los despachos. Ciñéndonos primero al aspecto deportivo diremos que los 76 participantes en la prueba, de paso les recordamos a los compañeros de otras revistas que en el campeonato gallego de montaña no existe nunca el participante número 13, dieron todo lo que podían y más llevando a la extenuación sus monturas y cuerpos para brindarnos un espectáculo sin precedente.

César Rodríguez - Tcastor TC3

César Rodríguez – Tcastor TC3

En no carrozados César Rodríguez, Martín Villar y Pedro Luis protagonizaron una encarnizada lucha por los primeros puestos. Jacobo Sobral, arañando segundos más por valor que gracias a su Silver Car logró una quinta posición que acabaría siendo un cuarto puesto tras la exclusión de César. Sergio  Varela, volvió a esa conducción extrema a la que nos tenía acostumbrados de temporadas anteriores, logrando una cuarta posición que acabó siendo tercera por la citada descalificación de Cesar. Castañón se aupaba a una virtual tercera plaza que acabaría siendo segunda y finalmente resultado de su reclamación, Martín Villar se hacía con la victoria pese a haber quedado segundo detrás de César Rodríguez.

Martín Villar - BRC 05 EVO

Martín Villar – BRC 05 EVO

¿Qué pasó entre César y Villar?
Todo el fin de semana los tiempos habían estado muy ajustados quedando el mejor tiempo de Villar a menos de 1 segundo de César Rodríguez. El domingo estaba siendo un calco del sábado con tiempos muy apretados, pero la lluvia jugaba un factor decisivo en la última manga del día, puesto que el estado de la pista era mojado pero se secaba rápidamente. Al finalizar la segunda manga del día, primera oficial, César y su equipo pidieron permiso para repara una avería en su coche, un fallo en un sensor de temperatura, reparación que les llevaría más tiempo del que disponían. Los comisarios, como es costumbre en el campeonato gallego, accedieron a su petición, retrasando su salida hasta el final de los CM. Un efecto secundario de este tiempo extra, es que mientras Villar hizo la subida con la pista bastante mojada, César  gozó de una carretera mucho más seca. ¿Existió mala fe en la petición del equipo TCastor? A priori se debería confiar en que no. Ciertos concurrentes afirmaban “Es que no le están haciendo nada al coche”el cambio y comprobación de un sensor es más tarea de electrónica y centralita que de mecánica, y una actividad que no da “Sensación de trabajo” De todas formas, el equipo de Villar y otros, dieron buena cuenta de ello, y a sus ojos de expertos, no estamos hablando de habladurías de aficionados, concluyeron que era un paripé con la intención de retrasar deliberadamente su salida y ganar tiempo , de ahí la posterior reclamación presentada por Villar y reclamada por César.

Jose A. Iglesias - Peugeot 208 R2

Jose A. Iglesias – Peugeot 208 R2

En los carrozados lo primero que tenemos que destacar es la ausencia de José Antonio López Fombona. Era uno de los puntos fuertes de la subida pero por motivos que no se comunicaron nunca llegó a asistir. En lo que respecta a la carrera Sergio Vallejo se mostró inalcanzable aupándose a la primera plaza de los carrozados, seguido de Santiago Abad que no acabó de solucionar sus problemas con sus nuevos neumáticos.  Como no en la tercera posición tenemos a un incansable Manuel Senra, que no deja de deleitarnos con su conducción a los mandos de su inconfundible 306 Maxi La cuarta posición era para Villar con su Escort WRC y la quinta y definitiva plaza para Jorge Varela con otro 306 Maxi. Por espectacular en esta categoría tenemos que destacar a 2 pilotos El primer es Amador Vidal que nos hizo disfrutar como enanos, a golpe de derrapadas imposibles, a todos los asistentes. El otro de los destacados es el incombustible Jose A. Iglesias, que pese a solo contar con un discreto Peugeot 208 R2 supo llevarlo hasta el límite del coche y más allá, que pena me da ver a un piloto como este en una montura tan escasa para sus posibilidades.

Rubén Blanco - BMW 323i E21

Rubén Blanco – BMW 323i E21

En el apartado de Históricos Rubén se mostró imbatible a los mandos de su renovado BMW 323i seguido de cerca por Celso Freire con otro 323i y en la tercera posición se colocó José M. Silvarrey  Con otro BMW 323 en este caso Alpina En esta categoría notamos la importante ausencia del Ford Escort MKII de Juan José Gómez Castro, un coche como ese no se debe dejar en el Garaje.  Digno de mención es el incendio sufrido por Roberto Barreiro en su Seat 124 en la segunda manga del domingo y el Abandono de Encinas que no acaba de poner a punto este nuevo Simca Rally2 para llegar al nivel que nos tenía acostumbrados con su anterior Simca.

Sin más os dejo el vídeo resumen y la galería fotográfica de la prueba