AditivoX.com Patrocinador de NotasRacing para este Evento

AditivoX.com Patrocinador de NotasRacing para este Evento

Los amortiguadores son un tema frecuente de conversación entre los aficionados al mundo del motor y conductores en general, pero realmente existe mucho desconocimiento al respecto de que tipo de amortiguadores pueden ser instalados en nuestro coche y cual es el más conveniente para el uso que se le va a dar a ese vehículo. Para ello vamos a dar un breve repaso a los tipos de amortiguadores que podemos encontrar en el mercado para los vehículos de calle y competición.

Gasificación en amortiguadores

Gasificación en amortiguadores

Amortiguadores de aceite:
Todos conocemos los amortiguadores de aceite, o no. Generalmente son los amortiguadores que llevan los coches «de serie», sobre todo las gamas más básicas.  Suelen contar con una estructura bitubular (que explicaremos a continuación) y una «cámara de expansión» con aire, aire normal. Estos amortiguadores son de los más económicos del mercado, pero dado el tipo de aceite que incorporan como la presurización con aire provocan que ante un uso intensivo pierdan eficacia, esto se produce debido al fenómeno de la cavitación, este fenómeno causa que aparezcan pequeñas burbujas de aire en el aceite, haciendo disminuir su densidad. Al disminuir la densidad del aceite, este pasa mejor por las aperturas del pistón (válvulas) haciendo que el amortiguador se ablande hasta límites insospechados.

Amortiguadores de Gas:
Los amortiguadores conocidos comúnmente como «de gas» son exactamente iguales que los de aceite, pero esa pequeña cantidad de aire alojada en los amortiguadores es sustituida por un gas inerte a presión. Introducir  gas inerte a presión y cambiar las válvulas del pistón por unas que generan menos turbulencias, no es más que un intento de  reducir el efecto de gasificación del aceite al paso por las válvulas del pistón.Y al ir presurizado da un extra de confort en marcha al vehículo. En contra de lo que piensa mucha gente, estos amortiguadores también poseen aceite, aunque generalmente de muy buenas propiedades, pero su única diferencia es, como se comentó anteriormente la substitución de la «Cama de aire» por un gas inerte presurizado que evite en la medida de lo posible la gasificación del aceite, aunque parezca un cambio minúsculo, es una mejora muy notable en los amortiguadores.

Amortiguador bitubular esquema

Amortiguador bitubular esquema

Amortiguadores de bi-tubulares:

Normalmente este tipo de amortiguadores son «de aceite» pero también se comercializan de gas, constan de un tubo principal, en el interior, en el que va alojado el pistón y parte del aceite, este tubo interior está rodeado de un segundo tubo que se comunica con el primero por su parte inferior, este segundo tubo en parte está relleno con aceite y en parte con gas a presión o aire, esto reduce la temperatura del aceite generada por la fricción del movimiento del amortiguador, haciendo que sus propiedades sean más constantes. La cámara de aire o gas alojada en la parte superior del tubo exterior sirve como acolchado, comprimiéndose y expandiéndose haciendo que al amortiguador sea más confortable ante pequeñas oscilaciones y es el paso del aceite por el pistón del amortiguador el que frena los movimientos más bruscos.

Amortiguador monotubo

Amortiguador mono-tubo

Amortiguadores de gas Mono-tubo:

En este caso particular no conozco ninguna marca que los fabrique «Solo de aceite» habitualmente son de gas. Curiosamente en este caso, menos es más. Los amortiguadores mono-tubo cuentan con una única cámara para alojar en aceite y el gas, pero el aceite y el gas nunca entran en contacto. El gas inerte presurizado está alojado en la parte inferior del amortiguador y un pistón flotante hace de barrera entre el gas y el aceite. en la parte superior de la cámara se encuentra el aceite que es presionado por el pistón flotante y por el medio de este aceite se mueve el pistón principal unido al vástago que sobresale del amortiguador. Este tipo de amortiguadores tienden a disminuir la gasificación del aceite a cero, dado que el aceite se aloja «al vacío» sin ningún gas en la cámara superior y a su vez es presurizado por el pistón flotante que es empujado por el gas de la parte inferior. El gas de la parte inferior ofrece una «cama de aire» que incrementa notablemente el confort de rodadura y permite un tarado más restrictivo de las válvulas del pistón principal, dando como resultado un amortiguador más duro y estable, pero que gana en confort respecto a uno convencional gracias a la cámara de gas inferior.

Amortiguador 3 vías

Amortiguador 3 vías

Amortiguadores y vías:

Muchas veces hemos oído hablar de amortiguadores de 1,2,3 o incluso 4 vías ¿Qué son las vías? En principio las vías son cada uno de tos tipos de válvula que están instalados en el pistón, y que permiten que el aceite circule en un sentido u otro, conocidos como Compresión o rebote, el rebote también es llamado expansión o descompresión. Es frecuente que los fabricantes solo hablen de vías para denominar a las «Vías regulables» y que no mencionen nada en el caso en el que las vías o válvulas de paso de aceite del pistón tengan un tarado fijo.

  • Una vía: un amortiguador de una vía es un amortiguador convencional, son los agujeros que perforan el pistón y que permiten que el aceite fluya en un sentido u otro. Es un sistema muy convencional, pero también se venden regulables, en cuyo caso regularemos a la vez, la compresión y el rebote del amortiguador cerrando o abriendo el paso de las válvulas del pistón.
  • Dos vías: Las vías o válvulas pueden ser ajustables o no, un conjunto de válvulas determina a que velocidad se ha de comprimir el amortiguador y el segundo conjunto determina a que velocidad se ha de expandir (o rebotar) el amortiguador empujado por el muelle.
  • Tres vías: Cuentan con dos conjuntos de válvulas, un conjunto regula la compresión rápida del amortiguador (Un bache seco por ejemplo), otro la compresión lenta (un apoyo en curva) y un tercer grupo regula el rebote o descompresión del amortiguador. Algunos fabricantes mal denominan «2 vías» a estos amortiguadores si la descompresión o es regulable.
  • Cuatro vías: Estos amortiguadores están ya reservados a la alta competición, y sobre todo para su uso en Rallyes y terrenos irregulares. Igual que los anteriores, cuentan dos dos regulaciones para compresión rápida y compresión lenta, pero también cuentan con dos regulaciones extensión (también llamada rebote): Una extensión rápida (para saltos por ejemplo) y una lenta (para recuperaciones o inicios de curva) y evitar balanceos.

Los amortiguadores de 3 o más vías suelen contar con un bote de expansión que permite regular  al menos dos de las vías (Normalmente solo de compresión) y el resto de los reglajes han de hacerse en el propio amortiguador mediante unas roscas o tornillos incorporadas o bien en el propio vástago del amortiguador o en la base del mismo.

Para un vehículo de calle recomiendo encarecidamente los amortiguadores de gas, son con mucho, mejores que los de aceite. Dentro de las categorías de monotubo o bitubulares, personalmente me decanto por los monotubo, si bien es cierto que un conductor medio no notará mucho la diferencia respecto a unos bitubulares. En referencia a la regulación de vías lo mejor es no tocar. Si no tenemos conocimientos específicos de la materia es mejor instalar uno amortiguadores no regulables, dado que unos amortiguadores de tarado fijo pensados por un fabricante para un coche concreto siempre son mejores que unos amortiguadores regulables con un reglaje incorrecto. Solo recomendaría amortiguadores de 1 o 2 vías para usos exigentes o muy exigentes en circuito y amortiguadores de 2 a 4 vías para usos medios, exigentes o muy exigentes en rallyes. Pero salvo que se cuente con un ingeniero de equipo o una persona muy ducha en la materia, no recomiendo el uso de amortiguadores de 3 o 4 vías dado que su regulación puede ser ciertamente compleja.

  1. Ismael dice:

    Me da confianza su información, y en base a ello me gustaría conocer su opinión técnica sobre la necesidad de cambiar los amortiguadores, para un uso normal de no competitivo, y en caso de afirmación con cuantos km
    Gracias

    • NotasRacing dice:

      Los amortiguadores de un coche, como cualquier otra pieza de desgaste (Pastillas de freno, neumáticos, etc) han de ser sustituidos regularmente. Pero ¿Cuándo? esa es la cuestión. Lo normal es que se hable de la conveniencia de sustituir los amortiguadores en una ventana de entre 60.000 km. y 80.000 km. Pero lo cierto es que estas cifras pueden acortarse o alargarse en función del peso del coche, de si este circula frecuentemente cargado y el tipo de pavimento por el que se circula. Por poner un ejemplo un vehículo que circule frecuentemente en malas condiciones, puede ver reducido el intervalo a no más de 40.000 km.

      A parte de las máquinas destinadas a tal efecto, existe una prueba casera bastante representativa. Con el vehículo estacionado, se procede a empujar lateral y verticalmente el coche con las manos, si el amortiguador es capaz de detener el retorno sin ningún rebote u oscilación, nos encontramos con amortiguadores en buen estado. Si por el contrario, el coche oscila, con un movimiento similar a una barca sobre las olas, es necesario proceder a un cambio de los amortiguadores aunque la oscilación sea leve.

  2. Ángel carvajal dice:

    Pata una ford galaxy 2013 cual pondría, parece una barca pero no quiero una tabla